sábado, 9 de mayo de 2015

Filosofía budista:
Todo lo que nació, morirá; todo lo que se ha unido, se separará; y todo lo que apareció, desaparecerá. Nuestro tiempo es limitado. Es seguro que nuestras vidas terminarán pero no sabemos cuándo. Así que el reconocimiento de que tenemos esta oportunidad ahora, y de hecho de querer utilizarla significativamente es también algo extremadamente valioso.
El mundo es realmente una matriz de causas y efectos, nuestras acciones, palabras y pensamientos presentes se convertirán en nuestro futuro. Bien sea que nos demos cuenta de esto o no, todo lo que hacemos, decimos o pensamos deja impresiones dentro de nosotros mismos y afuera en el mundo. Estas impresiones más tarde volverán a nosotros. Las impresiones negativas sobre todo se manifestarán como sufrimiento o situaciones desagradables en el futuro, a menos que utilicemos meditaciones que las disuelvan.