martes, 22 de julio de 2008

PENSAMIENTOS POSITIVOS

AFIRMACIONES POSITIVAS

Nuestra mente siempre está hambrienta de información, es una máquina que fabrica pensamientos sin descanso y nunca rechaza lo que le ofrecemos para guardar palabras, frases o imágenes. Al igual que un disco duro, se limita a almacenar, aún los pensamientos nocivos.
Vivimos afirmando constantemente, cada vez que pensamos o hablamos sobre algo, lo grabamos en nuestro subconsciente y nos apresuramos –sin darnos cuenta– a actuar en base a este patrón de creencias. Es así como atraemos automáticamente a nuestra vida situaciones positivas o negativas.
Nadie convendrá en que ciertas situaciones desagradables son fruto de sus propias creencias, pero así es. Los pensamientos son energía sutil que se cristaliza en forma invisible y, según su intensidad, pueden llegar a pesar toneladas. Metiste el currículo en una empresa, y te llaman para una entrevista. En el noventa por ciento de los casos, lo que llega a la mente es lo siguiente: no tengo suerte, no me seleccionarán, seguro que le darán el cargo a otro, la entrevista saldrá mal me conozco, no daré las respuestas acertadas siempre es así… Afirmaciones negativas que determinarán el resultado… Aunque tu no lo creas, aparte de estar grabadas en tu subconsciente, están a tu alrededor, brillando como gigantescas luces de neón. Esta es la imagen que ofreces a los demás, mientras, al mismo tiempo, estás nutriendo a tu inconsciente con frustración y desaliento. Nosotros somos el resultado de nuestros pensamientos, y mientras construyamos imágenes de fracaso nuestra vida será un fracaso.
Si tenemos el gran poder para modificar este mecanismo, ¿por qué entonces no programar nuestra mente para ello?
Mi objetivo, es ayudarte a desarrollar un código de pensamientos positivos concientes, afirmaciones a repetir hasta grabarlas y hacerlas tuyas.

AFIRMACIONES:

1) Yo …(pronuncia tu nombre) soy un ser hecho a imagen y semejanza de Dios, soy único y muy valioso.
2) Tengo capacidades muy especiales, gracias a Dios por regalarme estos dones.
3) Gracias a Dios por darme facilidad para aprender, abundancia en sabiduría, conocimientos e inteligencia.
4) Yo soy un imán para atraer dinero, éxito y prosperidad. Gracias por ello te doy Dios mío.
5) Mi vida está llena de energía positiva, de luz, amor y paz.
6) Tengo excelente salud, todos los órganos de mi cuerpo están sanos.
7) Estoy rodeado de amigos que me quieren y me aprecian.
8) Nunca me falta trabajo, todos reconocen mis capacidades y todos los días son exitosos para mí, doy gracias a Dios.
Escoge alguna de estas oraciones, aquella con la que te sientes identificado, y repítela como un mantra. Cuando puedes, y con los ojos cerrados, repite tu afirmación, imaginando como actúa en ti, viendo los cambios en tu entorno. Y aunque no lo creas, de a poco tu vida cambiará.
Una de las bases de la psicología clínica es la siguiente: no importa que sea verdad o mentira, lo que importa es que la mente se lo crea. Debemos entonces convencer a nuestra mente de que somos seres exitosos, sanos y populares, y automáticamente comenzaremos a comportarnos como tales. Con solo repetir tantas veces como deseamos las frases anteriores, (u otras que tú mismo puedes construir) puedes modificar esquemas y creencias y llenar tú inconsciente con mensajes positivos, borrando los antiguos patrones de negatividad que tanto daño te han hecho.
Aprende a modificar tus pensamientos, utiliza frases positivas, y nunca inserte un “no” en las afirmaciones. Ejemplo, no digas: no me faltará nunca nada, sino: siempre tendré abundancia en mi vida.
Por increíble que parezca, te acostumbrarás a pensar, hablar y actuar en forma positiva.
Ni siquiera imaginas la magnitud del cambio en tu vida…

4 comentarios:

pocahontamano dijo...

ultimamente he estado leyendo algunos libros y he puesto en juego esto del pensamiento positivo , y es cierto..... en la manera que nos planteamos realizar o desear algo y nos mentalizamos que lo lograremos ... un dia sin darnos cuentas lo enemos... es ...muy agradable.

ENZA dijo...

Te felicito pocahonta, y te sugiero que los pensamientos positivos sean un habito en tu vida, de ahora en adelante. Con el paso del tiempo, podrás comparar el "antes" y el "después" y verás la diferencia.
Bendiciones para ti

Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia dijo...

Voy a poner en práctica lo que recomendás ya que soy la negatividad personificada. Te voy a hacer caso, después te cuento si me dió resultado. Besos Neli :D

ESMERALDA dijo...

Excelente tema, ya que somos dioses co-creadores de nuestra realidad. Si estamos consciente de esto y utilizamos la Afirmaciones así como la Visualización Creativa atraeremos circunstancias y personas que multiplicaran nuestras bendiciones. Nuestro Planeta Amado, está requiriendo urgentemente una inyección de PENSAMIENTOS POSITIVOS. Gracias por tu apoyo en este tema y muchos otros. Saludos.


Francina Sojo